El verdadero coste de la transición a cero emisiones netas