Blog Español La apuesta de las grandes ciudades: la movilidad urbana sostenible |

¿Sabías que un 55% de la población mundial vive en las ciudades?

 

Se trata de una cifra en aumento, ya que se calcula que cada día se mudan a las ciudades al menos un millón de personas. Muchos pueblos se encuentran al día de hoy despoblados debido a la concentración de la mayoría de la población en las urbes. A esto se le suma el crecimiento demográfico actual, lo que supone un aumento en la demanda de todo tipo de servicios en las ciudades de todo el mundo.

Ante esta situación, las infraestructuras tradicionales se quedan cortas a la hora de proporcionar a la ciudadanía una buena calidad de vida en las ciudades. La masificación de las urbes hace que sea mucho más difícil gestionar los recursos, que son limitados.

Especialmente, se hace preocupante la demanda del transporte en las ciudades. La movilidad tradicional no está preparada para asumir tal volumen de demanda de tráfico, lo que ha traído problemas como la gran congestión del tráfico en las ciudades.

El aumento del tráfico en las ciudades conlleva efectos muy negativos para la habitabilidad de las ciudades, siendo el más importante de ellos la contaminación.

Sin embargo, la preocupación por el medio ambiente y los avances que han traído consigo las nuevas tecnologías han motivado a las ciudades a buscar alternativas de movilidad urbana sostenible para crear un futuro mejor para las urbes.

En este artículo te contaremos por qué es necesario apostar por una movilidad sostenible, y cómo las grandes ciudades están implementando los nuevos modelos de movilidad inteligente. ¡Quédate con nosotros!

 Guía MaaS 

La amenaza de la movilidad tradicional

 

Ya es una realidad que la movilidad tradicional está llegando a su fin. La Comisión Europea ha fijado para 2035 el final de la venta de coches de combustión.

Esta medida no es de extrañar considerando que la gran contaminación atmosférica existente es producto, en su mayoría, del transporte y la demanda excesiva de energía en las ciudades.

El problema del medio ambiente se encuentra en un momento muy decisivo, ya que según el informe publicado por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático este 2021, nuestro planeta se encuentra ya en un punto de no retorno debido al aumento de la temperatura media de la tierra.

La movilidad tradicional también supone una amenaza para nuestra salud ya que produce una baja calidad del aire con una alta contaminación, que está estrechamente ligada al incremento de casos de cáncer y enfermedades respiratorias.

Atendiendo a estas razones, gobiernos por todo el mundo han decidido apostar por una movilidad urbana que sea sostenible, para tratar de paliar todos los inconvenientes que presentan la movilidad tradicional.

 Conoce la movilidad urbana sostenible

Fotografía de Xan Griffin  | Unsplash

 

¿Qué es la movilidad urbana sostenible?

 

La movilidad urbana sostenible busca mejorar los problemas derivados de una gestión deficiente del transporte. Pretende optimizar los servicios para hacer mejor la vida en las ciudades y disminuir el impacto medioambiental.

Los planes de movilidad urbana sostenible son los que definen los cambios que se deben llevar a cabo en las ciudades y cómo implementarlos para lograr un transporte más eficiente. Los diferentes países han creado modelos adaptados a sus propias circunstancias de vida para conseguir este fin.

La base para llevar a cabo un cabo estos planes de mejora es la Smart Mobility, o la movilidad inteligente, que se apoya en las nuevas tecnologías para gestionar el transporte en las ciudades. Con la movilidad urbana sostenible se consigue favorecer la movilidad activa, reducir el tráfico, bajar la dependencia del coche privado e incrementar el uso de los medios de transporte públicos mucho más sostenibles.

La apuesta de ciudades como Sevilla por el uso de patinetes eléctricos es un ejemplo perfecto de las medidas que se están implementando en una posición de movilidad más sostenible.

 Conoce la movilidad urbana sostenible

 Fotografía de Julien nómadaUnsplash 

Grandes ciudades que son ejemplos de movilidad urbana sostenible

 

Las grandes ciudades son las mayores implicadas en la apuesta por hacer más sostenible la movilidad. Debido a su gran ocupación, los gobiernos de las grandes ciudades son los primeros interesados ​​en garantizar unas condiciones favorables para su población.

  • Amsterdam

En Amsterdam se lleva apostando por el transporte en bicicleta desde hace mucho tiempo. Se ha conseguido que cerca del 60% de los trayectos urbanos se hagan en bicicleta gracias a la red de carriles bici que se ha implementado a lo largo de los años en la ciudad. Además, en Amsterdam se está llevando a cabo el programa “Aire limpio 2025” con el objetivo de eliminar las emisiones de CO2 provenientes del transporte de vehículos. La ciudad tiene previsto incentivar la compra de coches eléctricos y disponer de bastantes puntos de carga por la ciudad.

  • Seúl

El uso del transporte público en la capital de Corea del Sur está muy demandado por la ciudadanía. En Seúl ya se llevó a cabo una renovación de la flota de autobuses que consiguió disminuir las emisiones de dióxido de carbono en un 35%. Actualmente, la capital coreana planea aumentar las áreas peatonales de la ciudad e incorporar redes de bicicletas que sean gratuitas para la población. La población también cuenta con aplicaciones que ponen en común las redes de la comunidad para mejorar una mejor comunicación con los ciudadanos.

conoce la apuesta de las grandes ciudades por la movilidad urbana sostenible

Fotografía de Julio Lopez | Unsplash

 
  • Sevilla

La capital hispalense lleva varios años apostando por la integración de las nuevas tecnologías para gestionar los servicios de la ciudad. Además, gracias a Meep, Sevilla se ha convertido en la primera ciudad andaluza en ofrecer a sus ciudadanos una aplicación digital en la que se integran sus distintos servicios de transporte. De esta forma, los usuarios pueden localizar y reservar desde su smartphone los transportes disponibles.

  • Copenhague

Otro ejemplo muy significativo es priorizar la bicicleta como el principal transporte urbano. Existen más de 350 km de carriles bici en Copenhague. Además el gobierno ha promovido el transporte a pie, mejorando las vías urbanas para que sean accesibles a los peatones.

No nos queda ninguna duda de que el futuro de la movilidad en las ciudades es sostenible. Si quieres saber más sobre cómo llevar la sostenibilidad al transporte no dudes en contactar con Meep, ¡juntos construiremos un futuro mejor!

 

 

Newsletter Meep

Suscríbete a nuestra newsletter

Descubre cómo Meep está transformando el paradigma de la movilidad y lo último en MaaS y smart mobility.