Blog Español Charlando de movilidad con Sergio Diez |

¡Hola Sergio! Cuéntanos un poco sobre ti. ¿De dónde surgió tu interés hacia el sector de la movilidad hasta acabar creando Connected Mobility Hub

Yo procedo del mundo de la ingeniería industrial en el sector de la movilidad ligada a la automoción y he estado trabajando mucho tiempo (desde el año 2000 hasta que fundé Connected Mobility Hub hace 2 años) en distintas empresas como Renfe y Renault. La mayoría de ellas en la parte de fabricación industrial hasta la parte de ingeniería de desarrollo de producto y, ya en los últimos años, en la parte del negocio de innovación y de desarrollo de nuevos negocios como los coches autónomos y la movilidad compartida así como todos los tipos de nuevos servicios de movilidad (MaaS). Lo que me llevó a crear Connected Mobility Hub fue darme cuenta de todo lo que estaba cambiando el sector de la movilidad y también de lo que necesitaba cambiar. Toda la presión regulatoria que está habiendo que nos lleva a desarrollar nuevos sistemas de movilidades en las ciudades; además de coches eléctricos, nuevas formas de movernos que no están ligadas únicamente a la propiedad del coche sino a una amplia gama de alternativas en función de la necesidad que tengamos que nos permita viajar de forma más eficaz y dar opciones reales de movilidad sostenible frente al coche o el transporte público colectivo.

”Lo que me llevó a crear Connected Mobility Hub fue darme cuenta de todo lo que estaba cambiando el sector de la movilidad y también de lo que necesitaba cambiar.”  

Veíamos que ese sector se estaba transformando y que las empresas no estaban avanzando a buen ritmo. Y que había mucha innovación que se estaba desarrollando por parte de las startups que no se estaba aprovechando. Entonces, para que las ciudades pudieran aprovechar esa innovación, necesitaban a las grandes empresas y estas colaborar con startups que llevan esta innovación a todos los ecosistemas donde trabajan. Connected Mobility Hub, por lo tanto, representa un ecosistema de innovación donde hay múltiples actores, y lo que hacemos es articular este ecosistema para llevar a cabo proyectos entre entidades, grandes empresas y startups a través de distintas vías como eventos o programaciones público-privadas que se enmarquen dentro de la industria de la movilidad de las ciudades: movilidad multimodal, movilidad eléctrica, movilidad de proximidad, en los entornos rurales y movilidad autónoma en un futuro. 

 

En una ocasión anterior mencionaste: ”nosotros nos apoyamos en la innovación que está en contacto con la calle y, por tanto, con la realidad”. ¿Cómo llegasteis a la conclusión de que el camino a seguir para Connected Mobility Hub era potenciar soluciones innovadoras para lograr un impacto sostenible en el tiempo? 

 

Nosotros venimos del mundo empresarial, ya sea del corporate o también de haber trabajado o lanzado iniciativas relacionadas con startups.  Creemos que las iniciativas que estén dentro de un proceso de cambio son muy complicadas de llevar a cabo. La gente no las conoce bien y están habituados a otras maneras de dar soluciones a sus problemas de movilidad, por lo que al final no innovan a otros métodos.  Por lo tanto, una primera premisa es que se necesita trabajar con soluciones que ya de alguna forma estén ”en la calle” (puestas en práctica) solucionando un problema, que sean rentables o viables y se estén utilizando.  En concreto, sobre las startups, si son apoyadas por inversores o clientes, su modelo de negocio tiene sentido, ya que hay interés y por lo tanto futuro.  Connected Mobility Hub trabaja con aquellas que estén intentando solucionar un problema y que puedan generar una relación con la gente de manera duradera, con el objetivo de instaurar estos modelos para que tengan un impacto sin que sea algo fugaz.

 

Connected Mobility Hub fomenta la multimodalidad como opción real como una de estas soluciones, ¿Crees que esto es clave? ¿Cómo crees que el Manifiesto de Movilidad Multimodal que habéis creado puede ayudar a fomentar esto? 

 

‘Nosotros vemos que una de las resoluciones para que las ciudades devuelvan ese espacio urbano a la gente y una calidad del aire más óptima es limitar la ocupación ineficaz de los coches privados.” La modalidad multimodal es un nuevo modelo donde convive el transporte público y una gama de servicios privados de Mobility as a Service (MaaS) que tienen como base o la movilidad eléctrica o bien una base de menos impacto medioambiental. Otra característica es que los usuarios utilizan estos servicios cuando lo necesitan combinando diferentes medios de transporte. 

 

”Nosotros vemos que una de las resoluciones para que las ciudades devuelvan ese espacio urbano a la gente y una calidad del aire más óptima es limitar la ocupación ineficaz de los coches privados.”  

También es necesario que cumpla con otras cosas como la interoperabilidad, es decir la usabilidad de cómo todo tipo de personas pueden acceder a estos transportes de forma sencilla.   Todo esto es lo que ofrecen las plataformas multimodales como Meep y otras que reúnan  toda esta variedad hasta integrar la gestión de los pagos, la gestión de los usuarios y que las personas puedan acceder a la mayoría de estos servicios independientemente del operador que haya detrás.  Otra característica de la movilidad multimodal es que haya espacio en las ciudades para que estas nuevas soluciones crezcan, puedan cohabitar y ser intermodales con el transporte público y el privado.  Desde Connected Mobility Hub, hemos creado estos manifiestos de movilidad intermodal para convertirnos en un punto de referencia, detectando cuales son esas barreras para impulsarla como una de las grandes soluciones.  

   

Esa referencia la hemos iniciado en Madrid, una gran ciudad Europea donde todo lo que se está desarrollando es a más; y nos parece un buen punto de partida por la gran cantidad de operadores públicos y privados que hay. El fin es tener unas claves y bases para que la modalidad multimodal se pueda desarrollar en otros contextos, regiones o ciudades. 

 

Desde que creaste Connected Mobility Hub hasta ahora, ¿consideras que ha habido un avance en el sector en la adaptación de las empresas más tradicionales de movilidad hacia la innovación? 

 

Yo creo que sí está habiendo un gran cambio. Por un lado, las empresas están viendo que la innovación abierta es muy importante, es decir, revisar el ecosistema y saber trabajar con la innovación generada por otras empresas más pequeñas. Hay muchas compañías que están creando estos canales de innovación abierta con organizaciones o ciudades, lo cual, facilita todo ese tipo de innovación. En la actualidad, se está poniendo mucho acento para que, por ejemplo, haya fondos de recuperación o presupuestos que incentiven este concepto.  Además, las empresas tradicionales son conscientes que hay que cambiar los modelos, productos o servicios y están viendo las oportunidades que hay en el sector de la movilidad. En definitiva, están cambiando muchas cosas, aunque hay mucho trabajo que hacer. La combinación de la regulación junto con los fondos de recuperación y la voluntad de las empresas y las personas, son claves para que todos podamos ser partícipes de este cambio.

 

Una de las metas de Connected Mobility Hub es apoyar y promover startups. La gran recesión de 2008 ofreció oportunidades de transformación que han revolucionado nuestra manera de viajar, de comunicarnos y de vivir: WhatsApp, Uber, Airbnb… ¿Crees que la pandemia está transformando el paradigma de la movilidad con la irrupción de nuevos proyectos o simplemente lo ha acelerado? 

 

La pandemia ha significado un cambio para todos, pero no he visto a muchas startups caer. Las personas no se han movido o desplazado de la misma manera en la que lo hacían antes, pero la pandemia ha favorecido todos los procesos de digitalización

 

”La pandemia, por lo tanto, sí que está impulsando toda esta transformación.”

 

Esto puede que haya favorecido a que se trate la movilidad como un servicio más que como una propiedad; que todos los interrogantes que tienen las personas sobre la automoción (no saber qué coche comprar, la  evolución del coche eléctrico…) favorezcan que analicen nuevas formas de movilidad. La pandemia, por lo tanto, sí que está impulsando toda esta transformación.

 

¿Cuál ha sido el mayor reto al que os habéis enfrentado al promover o asesorar a una startup? 

 

Mi opinión es que detrás de las startups deben haber unos equipos muy potentes y emprendedores con excelentes CEOs, CTOs… además de otros socios que sean complementarios. Un equipo que sepa escuchar y pivotar cuando sea necesario es fundamental. 

 

Para impulsar un ecosistema en torno a una movilidad cohesionada y sin fricciones, ¿crees que el MaaS será la forma en la que nos movamos en el futuro al evitar tener que cambiar de una app a otra y tener todo unificado? 

 

Cuando hablamos de MaaS, nos referimos sobre todo a los operadores privados y cuando lo hacemos de la movilidad multimodal, al transporte público. En un futuro, estaremos utilizando aplicaciones que combinen todos los tipos de transportes y facilitará mucho los desplazamientos.  También hay una tendencia a crear demasiadas plataformas de movilidad. Todos los operadores buscan lanzar sus propios entornos de aplicaciones y a la vez no quieren trabajar con las plataformas de movilidad multimodal para no ser su competencia. El tema de unificar, por lo tanto, no está tan claro. Las fricciones seguirán a menos que se cree un modelo o sistema que de manera agnóstica se unifique a cualquier tipo de operador.

 

”Las fricciones seguirán a menos que se cree un modelo o sistema que de manera agnóstica se unifique a cualquier tipo de operador.”

 

Yo creo que las marcas crean fricción con otras plataformas con su ecosistema de movilidad como Uber o Cabify, que crean sus propias plataformas y quieren integrar a otros operadores para tener un servicio más completo. Y que cada vez van a haber más recelos y fricciones que conducirán a una gran amalgama de mucha oferta multimodal. Y eso pienso no es bueno, aunque se verá la evolución de esto en los próximos años. 

 

Desde tu experiencia tratando con todos los actores del sector, ¿hasta qué punto es importante un enfoque conjunto de figuras públicas y privadas para conseguir una ciudad inteligente que permita desplegar alternativas eficientes al automóvil?

 

En Connected Mobility Hub trabajamos constantemente con lo público y lo privado.  Generalmente se necesita un gran entendimiento y vemos que hace falta mucha comprensión. Nuestro objetivo es dar luz a todo esto y demostrar las ventajas con ejemplos de cómo puede ayudar a las ciudades. 

 

Y tras haber visto la acogida de las personas de diversas soluciones innovadoras que habéis ido implantando en el sector de la movilidad, ¿qué crees que es lo que falta para conseguir ese giro de mentalidad que lleve a cambiar de hábitos y dejar el vehículo privado en casa para comenzar a moverse de forma más eficiente y sostenible a través de la movilidad como servicio? 

 

Ese es precisamente uno de los grandes pilares de Connected Mobility Hub. Hablábamos de la relación entre lo público y lo privado, que haya espacio en las ciudades para el Mobility as a Service, que se impulse la digitalización y la operabilidad de las aplicaciones con una calidad óptima. Pero aunque tengamos todo esto, aunque disfrutemos de una oferta nutrida del Mobility as a Service, necesitamos un grupo de aplicaciones que faciliten la vida y la  hagan más barata.  En general, es muy difícil cambiar los hábitos de la gente y por mucho que esté todo afinado, la mayoría de los ciudadanos prefieren su coche privado, por lo que este cambio de hábito nos va a llevar mucho tiempo y para que sea efectivo hay que actuar desde diferentes ámbitos.  Por un lado desde las empresas tienen que hacer un trabajo con sus empleados explicándoles el traspaso e incentivándolos de manera sencilla y gratuita durante un tiempo, para que la movilidad del trabajo sea sostenible y ponerles alternativas creando un hábito durante varios días, semanas o meses.  Por otro lado, las ciudades deben lanzar varios retos de cambios de sostenibilidad a los ciudadanos y hacer más difícil usar el coche privado en el entorno urbano, ya que su mal uso impacta en el espacio y las emisiones. Y por último, también se debe educar a la gente joven e informarles que hay otras alternativas. La educación desde una edad temprana es algo a trabajar, pero claramente esto es un gran esfuerzo que nos va a llevar mucho tiempo en desarrollar y tenemos que ponerlo en marcha cuanto antes. 

 

¿Qué otras tendencias crees que formarán parte o influyen en el futuro de la movilidad como servicio además de la multimodalidad? 

 

Ahora mismo, vemos que el MaaS sólo suele estar en las grandes ciudades. Pero una de las grandes tendencias será ver el Mobility as a Service en ciudades más pequeñas y en el entorno rural gracias al car-sharing rural, car-pooling y tendencias más allá de la micro movilidad y el transporte público.  Otra tendencia podría ser también la evolución de las aplicaciones multimodales, que realmente vayan convergiendo hacia varias plataformas multimodales congregando todo.

 

”Una de las grandes tendencias será ver el Mobility as a Service en ciudades más pequeñas y en el entorno rural”

 

Las ciudades también se transformarán y aumentará la peatonalización para que se facilite la intermodalidad entre los servicios, por lo que cada vez habrá menos facilidades para el coche privado.  Por último, todo será electrificado y en algunos casos los servicios serán automatizados (robo-taxis, coches compartidos, etc.)

 

Para terminar, ¿qué medio/s de transporte disfrutas más cuando te mueves por Sevilla? 

 

Sin lugar a dudas andar y la bicicleta. Y si tengo prisa, la motocicleta.

 

 

Newsletter Meep

Suscríbete a nuestra newsletter

Descubre cómo Meep está transformando el paradigma de la movilidad y lo último en MaaS y smart mobility.