Blog Español Accesibilidad e igualdad dos objetivos de las ciudades inteligentes | Meep

Cuando hablamos del término ciudades inteligentes o smart cities nos referimos a ciudades que, gracias a la tecnología, proporciona y resuelve cuestiones urbanas como la movilidad, la mejora de los servicios sociales, es cada vez más sostenible y da voz a los ciudadanos. Tiene como objetivos principales mejorar la eficiencia de sus políticas, fomentar la igualdad y la calidad social y económica, maximizando así la inclusión social y accesibilidad de sus ciudadanos. 

Aunque pueda resultarnos un concepto nuevo, la primera convocatoria sobre ciudades inteligentes lleva sobre la mesa desde junio de 2014.

 

¿Qué consideramos por ciudad inteligente?

 

No estamos hablando de una característica definitoria de una ciudad, sino de herramientas; es decir, una ciudad inteligente destaca por la capacidad que tiene una ciudad para crear bienestar para sus ciudadanos. 

En España se ha apostado por este fenómeno dentro del marco del Plan Nacional de Ciudades Inteligentes, impulsando la industria tecnológica de las ciudades inteligentes y ayudando a las entidades locales en los procesos de transformación hacia ciudades y destinos inteligentes.

 

ciudad inteligente

 

Objetivos de las ciudades inteligentes

 

Los objetivos principales que tiene una ciudad inteligente son: mejorar la eficiencia de sus políticas, reducir al máximo los residuos, promover la calidad social y económica y maximizar la inclusión social para conseguir una mayor igualdad entre sus ciudadanos. 

Como ya hablamos en el post Las ciudades del futuro, las ciudades pasarán a convertirse en lugares que respondan a las necesidades de sus ciudadanos, ofreciendo lo que las generaciones futuras tanto ansían. 

Entre los objetivos que promueven las ciudades inteligentes podemos señalar:

  • Apoyar a las entidades locales en su proceso de transformación digital. De este modo se favorece la incorporación de nuevas soluciones smart en las ciudades, con el propósito de mejorar la eficiencia a la hora de prestar servicios públicos y de adecuar esta oferta de servicios a las necesidades reales que tienen los ciudadanos.
  • Impulsar el fortalecimiento de la industria TIC en el ámbito smart.
  • Promover un modelo de ciudad y territorio inteligente basado en la adopción de estándares, para maximizar la interoperabilidad, la sostenibilidad y la accesibilidad.

 

Como se puede observar, las ciudades inteligentes abogan por mejorar en muchos aspectos que hoy en día nos preocupan, como son la pobreza, la desigualdad y promover una educación de calidad. Sin embargo, uno de los mayores retos que afrontan es el de la sostenibilidad y la transición energética, de ahí a medidas como la Zona de Bajas Emisiones. 

 

ciudad inteligente

 

Como representa el análisis de la tendencia Ciudades Disruptivas, en su informe “Hacia la ciudad 4.0”, se detectan cuatro ámbitos importantes en los que debe centrarse la gestión del medio ambiente y de los recursos energéticos:

 

1. Gestión eficiente de los recursos

Mediante el control de sistemas inteligentes de encendido y apagado del alumbrado público.

2. Gestión de los residuos

Esta tarea ya se encuentra en proceso, puesto que se han implementado medidas como la instalación de sensores de cubos que avisan de cuándo están llenos.

3. Gestión inteligente del agua

Gracias a los sensores y dispositivos inteligentes que pueden aportar información relevante sobre el nivel del saneamiento, presión de la red, bocas de riego y lecturas de parámetros de la calidad del agua que consumimos.

4. Control de la calidad del aire

Se puede realizar gracias a sensores inteligentes que se reparten por las ciudades.

 

¿Qué soluciones proponen para favorecer estas ciudades inteligentes?

 

El compromiso por el medio ambiente es uno de los principales objetivos dentro de las ciudades inteligentes. Hemos visto que podría reducirse el gasto energético mediante sensores en farolas, para medir la calidad del aire u optimizar el gasto eléctrico; la instalación de paneles fotovoltaicos en semáforos o señales de tráfico; el monitoreo digital de los contenedores para mejorar la recogida de residuos, contadores inteligentes de agua y luz; o la promoción de vehículos eléctricos para reducir el consumo de los recursos naturales.  

 

Soluciones digitales de movilidad sostenible

 

El uso del coche privado como principal medio de transporte en nuestras urbes está causando una serie de problemas en cuanto a congestión de tráfico, contaminación ambiental y pérdida del espacio urbano en la ciudad.

En las smart cities se apuesta por una movilidad renovada, conectada, sostenible y eficiente, con una serie de estrategias que hagan posible un mejor sistema de transporte para ahorrar tiempo y coste en los desplazamientos.

Mobility as a Service (MaaS) deja atrás la carga de tener un vehículo en propiedad y facilita el mercado de la movilidad. Consiste en ampliar las diversas opciones de desplazarse del ciudadano, combinando en cada trayecto el transporte tradicional (público, metro, taxi…) con las nuevas opciones de micromovilidad que han ido surgiendo en los últimos tiempos (carsharing, motocicletas, bicicletas, patinetes…) desde una sola plataforma, lo que se conoce como el futuro del transporte urbano

mobility

Soluciones y proyectos de esta tipo ofrecen una opción para reducir la huella de carbono y ahorrar dinero en los desplazamientos con rutas adaptadas a las preferencias del ciudadano de una forma rápida y eficiente.

 

Si te ha parecido interesante nuestro post puedes visitar nuestro blog, en el que encontrarás información sobre movilidad sostenible que aspira a conseguir más ciudades inteligentes con una mejor calidad de vida para sus ciudadanos. 

 

Newsletter Meep

Suscríbete a nuestra newsletter

Descubre cómo Meep está transformando el paradigma de la movilidad y lo último en MaaS y smart mobility.